Destierros

"Descendemos de los barcos y mezclamos los mil idiomas de nuestras biografías en insólitas ciudades convertidos en escenarios de los más sorprendentes encuentros."

 

Ricardo Forster

 

Encrucijada de múltiples caminos recorridos por diferentes viajeros, Argentina es suma de naciones y culturas y Buenos Aires es la "cabeza de Goliat" que impone su impronta portuaria y ciudadana a toda la república de cultura eminentemente urbana.- Cultura que es producto de la suma de la autóctona y la serie de culturas que, trasplantadas lejos de su lugar de nacimiento conviven con otras sin razones geógraficas o cronológicas que las unan.-

Culturas que en el nuevo continente adquieren otros valores y son expresadas y releídas con gran libertad y siempre con el interrogante sobre la identidad, las raíces, el lugar que ocupamos en el mundo.

 

Como afirma Graciela Scheines, los argentinos estamos siempre emprendiendo dos viajes, a Europa a buscar la cultura de nuestros antepasados y reconocer características de la propia, a America pre colombina a buscar raíces en el continente. De los dos volvemos sin respuesta.

 

Todo esto esta reflejado en la serie "Destierros" de Jorge Sarsale. serie de obras en las que se "sigue hablando" de los orígenes de donde se vino, se recuerda que "somos de allí", que quisiéramos "ver otra vez" el lugar de nuestros ancestros y nuestro propio lugar. Su tema es el no-lugar; no el destierro físico sino el de no encontrarse.

 

El leit motiv que conduce nuestro "mirar" es la cabeza que, multiplicada, velada por las capas de papel calco sabiamente dispuestas, asomando por detrás de trazos de fuerte color, aparece y reaparece para recordarnos que pensamos, reflexionamos, dudamos.

 

En cada obra de Sarsale regula la transmisión continua y natural de la luz, creando una atmósfera no trasparente plena de luz y color donde las cabezas, construidas por la luz que las choca, las envuelve, las penetra, están inmersas en esa luz y atmósfera que borra todo contorno neto, todo color terso.

 

El conjunto expuesto y cada obra por separado aparecen como un movimiento de planos trasparentes o fuertemente coloridos, una turbina de luces y sombras donde el espacio es atmósfera saturada de vapores en los que se refleja y filtra la luz. y como el soporte, que puede doblarse o desplegarse, cada obra es como la imagen del natura naturans, del hacerse y deshacerse, del cíclico traspaso de la materia del estado sólido al liquido, al atmosférico.

 

Irma Arestizabal

  • Facebook
  • Instagram

 © 2023 by Agatha Kronberg. Proudly created with Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now